Noticias archivos |

Para aquellas personas que vivan en una comunidad de vecinos es frecuente comprobar cómo se producen siniestros por filtraciones que afectan a la seguridad del edificio. Aunque se han podido producir por múltiples causas, en la mayoría de los casos son circunstancias totalmente evitables. Para ello es fundamental contar con el asesoramiento y la atención adecuada del servicio de administración, que harán que se puedan llevar a cabo las labores de prevención pertinentes.

Solución vía administrador de fincas

Los profesionales en este ámbito se encargan de proporcionar una solución a los afectados, garantizando su comodidad y seguridad. La prevención siempre es el punto inicial; gracias a ella el coste económico derivado de una reparación podría ser directamente inexistente. El mantenimiento de las cubiertas y terrazas debe realizarse con una periodicidad de entre 5 y 10 años, comprobando que todo está bajo los parámetros de la normalidad. Si bien, ello presenta un único inconveniente, y es que en las terrazas de uso privativo se tiene que contar siempre con la autorización del propietario. En este aspecto cabe matizar que la labor y el trato de un administrador con experiencia es el matiz clave para conseguir el objetivo propuesto.

Una vez surgido el problema, solo cabe encontrar aquella solución que menor perjuicio cause al cliente. Toda la gestión recae sobre el administrador de fincas, liberando de trámites, llamadas y negociaciones a cualquier persona afectada. Lo primero que se requiere es buscar la causa que ha provocado la filtración. Para ello, se llama al seguro que esté contratado y ellos se encargarán de hacer un análisis minucioso del siniestro acaecido. Los profesionales del seguro se ocuparán de comprobar si la incidencia proviene de un deterioro normal de la instalación o, por contraposición, ha sido una causa externa la que ha provocado dicha anomalía.

Acto seguido, el administrador tendrá la responsabilidad de ponerse en contacto con la empresa de reparación, la cual tras desplazarse y comprobar el estado de la filtración, elaborará un presupuesto para su reparación. Por último, se reenviará el presupuesto proyectado por la empresa encargada de realizar el arreglo y se esperará la contestación del seguro.

Delegar en profesionales

Las filtraciones son uno de tantos problemas que se originan en el día a día de una comunidad de vecinos, generando múltiples inconvenientes hasta llegar a la subsanación del problema. Nuestro equipo de administradores de fincas colegiados, así como técnicos especializados en todo tipo de fincas, proporcionan toda la ayuda necesaria para evitar que se produzcan siniestros por filtraciones, entre otros problemas. Nos encargamos de todo para que la comodidad y el bienestar económico de los clientes nunca se vean alterados por circunstancias que no dependen de ellos. Desde el momento en que contacten con nosotros, ofrecemos el mejor servicio. ¿Hablamos?


IMPOSIBILIDAD DE JUNTA Y VOTACIONES

Los administradores de finca siempre han tenido, como principal propósito, despreocupar a los propietarios de las gestiones relativas a la comunidad. Sin embargo, la pandemia de coronavirus ha impuesto cambios muy drásticos en la sociedad, llegando a afectar a sectores como este. El problema, como se expone a continuación, recae en que las autoridades no han sido capaces de adaptar esta imprescindible labor a la nueva normalidad y provocan la imposibilidad de la junta y votaciones de propietarios.

¿cÓMO AFECTA ESTA SITUACIÓN A LAS FINCAS?

Los propietarios, claro está, tienen el derecho de hacer valer su voluntad de manera individual y colectiva, así como a decidir todo lo relativo a las cuentas, las zonas comunes y los empleados del edificio. Todo esto se discute y se aprueba en las juntas de vecinos, las cuales, sorprendentemente, no se llevan a cabo de forma regular desde el mes de marzo.

De acuerdo con los datos recabados por ciertas instituciones, estas reuniones han disminuido en un 70 % desde marzo, con el consiguiente perjuicio en la convivencia vecinal. Entre los problemas que ello supone, hay que destacar la imposibilidad de presentar los balances de ingresos y gastos, algo que todos los propietarios tienen derecho a conocer.

Asimismo, los vecinos ven seriamente afectados sus derechos en los siguientes aspectos:

– En caso de desperfectos en las zonas comunes, no pueden votar una cuota extraordinaria.

– Tampoco es posible aprobar los presupuestos.

– El cargo de presidente, que tiene carácter anual, no puede ser renovado.

– No hay medio de liquidar los ejercicios económicos.

¿qUÉ SOLUCIONES SE HAN PROPUESTO?

Es fundamental dejar claro que en este sector profesional siempre se ha respetado al máximo la normativa sanitaria, pues es de comprender que el esfuerzo debe ser colectivo para que esta situación llegue a su fin cuanto antes. No obstante, la economía está también en peligro, especialmente para sectores que, como este, han sido olvidados por las autoridades.

Una de las alternativas más sencillas y similares a la presencialidad tradicional es la vía online. Esta medida ha sido estudiada en profundidad y elevada tanto al ministro de Justicia como al Rey. Por tanto, queda oficializado el compromiso de este gremio con el trabajo riguroso, accesible y, ante todo, seguro.

De igual modo, el reconocimiento del derecho de reunión telemática en las comunidades de vecinos ha sido reconocido por otras instituciones en este país. Por ejemplo, la Generalitat de Cataluña aprobó en junio una reforma de su Ley de Propiedad Horizontal para establecer y regular la modalidad de videoconferencia.

En definitiva, la imposibilidad de la junta y votaciones está provocando un serio descontento en todos los que forman parte de la administración de una comunidad de vecinos. Este sector estará siempre dispuesto a aportar ideas y hacer llegar sus opiniones para que las autoridades puedan adaptar esta labor a la nueva normalidad.


Morosidad en las comunidades de vecinos

El estado de alarma provocado por el COVID-19 hizo que en todas las comunidades de propietarios predominaran la solidaridad y el respeto. Pero la crisis económica en la que estamos embarcados, ha destruido el empleo de miles de familias pasando por una extrema situación de vulnerabilidad. Y cuando la economía de los hogares cae y hay que hacer números, uno de los gastos fijos que primero se dejan de afrontar es, normalmente, la cuota correspondiente al mantenimiento del edificio en el que se vive.

De ahí que la morosidad en las comunidades de vecinos se haya disparado en los últimos meses. Para poder hacer frente a esta situación y revertirla a tiempo, es necesario que se actúe rápidamente y, a ser posible, con anticipación y siempre, por supuesto, de acuerdo con la ley, sabiendo lo que debe hacerse y lo que no.

Medidas excepcionales

Esta excepcional situación con miles de personas en crisis, debido a los ERTE y a impagos por parte de las empresas y por el desempleo, ha provocado que se hayan tomado medidas extraordinarias para proteger a las pymes, a los autónomos e incluso a las comunidades de vecinos . Estos últimos están viendo comprometida su economía tanto por la morosidad como por el coste extra de las medidas sanitarias que se están teniendo que tomar para evitar posibles contagios.

Así, por ejemplo, una comunidad de propietarios que cuente con pistas deportivas, piscinas o columpios puede sufrir un aumento en las cuotas de entre un 15 y un 20 %, ya que en cada uno de estos rincones habrá geles dosificadores y cubos de basura para almacenar todo el material desechable, entre otras cosas.

Administradores de fincas

Teniendo en cuenta el panorama actual, hay previsto un repunte que se sitúa entre el 25 y el 40 % de morosidad en las cuotas de las comunidades de propietarios. Por este motivo, los administradores de dichas fincas tienen un papel fundamental en ellas para evitar que se tenga que llegar al cierre de zonas comunes ante la imposibilidad de poder mantenerlas en condiciones.

Un administrador de fincas puede ofrecer facilidades de pago a los vecinos en caso de tener problemas económicos para evitar procesos judiciales. Pero si la situación de morosidad se va alargando en el tiempo, puede llegarse a una situación en la que no se pueda asumir la cantidad que haya de pagarse, por lo que se recomienda ir liquidando las cuotas aunque sea a pequeños plazos.

De ahí que sea primordial contar con un grupo de expertos técnicos y colegiados especializados en cualquier tipo de comunidad de propietarios como es Domus Fincas . Consulte su situación actual y les ofreceremos un plan integral y personalizado para que puedan despreocuparse de la morosidad en sus comunidades de vecinos.


La irrupción de la pandemia provocada por la covid-19 ha alterado todos los aspectos de la vida cotidiana. También las actividades deportivas y de ocio, como las piscinas, se han visto afectadas por la pandemia. Muchas comunidades de vecinos que cuentan con piscina en verano no pudieron abrir debido a las medidas de seguridad que ha puesto la Comunidad de Madrid para evitar la propagación del virus en estos recintos. Incluso hay municipios que no van a abrir las piscinas municipales en este verano debido a la delicada situación sanitaria. Son los municipios de Camarma de Esteruelas, Soto del Real, San Fernando de Henares, Coslada, Leganés y Mejorada del Campo, entre otros.

Estrictas medidas de seguridad en la piscina en el verano de la pandemia

Las medidas de contención de la expansión de la pandemia provocada por la covid-19 incluyeron una serie de protocolos durante la desescalada como la reducción de aforo y unas medidas de desinfección severas. Para una comunidad de vecinos, estas medidas suponían un aumento de gastos que sembraron las dudas a la hora de proceder a la apertura de la piscina en verano. Para implementar las medidas higiénicas y de control exigidas por la normativa sanitaria, es necesario contratar más personal. La contratación de este personal auxiliar para controlar el aforo de la piscina puede suponer un incremento de unos 8000 o 9000 euros adicionales.

La limitación de aforo en las piscinas de comunidades de vecinos ha creado muchas controversias entre los propietarios. En muchas de estas comunidades, los vecinos tendrían que limitar el uso de la piscina en verano de forma considerable con respecto a lo que la usarían en condiciones normales. A todos estos problemas hay que unir la escasez de socorristas . La interrupción en la expedición de licencias y la suspensión de cursos han provocado que una gran cantidad de estos socorristas no puedan prestar sus servicios en las piscinas de Madrid este verano. El cierre de fronteras durante meses ha provocado que muchos socorristas extranjeros no puedan prestar servicios en España.

En estos momentos, contar con un buen gestor de fincas se hace imprescindible

Las medidas de protección que ha ocasionado la irrupción de la pandemia provocada por la covid-19 han acrecentado los problemas a los que se puede enfrentar una comunidad de propietarios. La apertura, mantenimiento y gestión de la piscina en verano es precisamente la actividad en la que más desavenencias e inconvenientes pueden surgir. Por eso es fundamental contar con los servicios de una empresa experimentada y reputada en la administración de fincas. En Domusfincas contamos con un equipo de profesionales perfectamente capacitados para ofrecer todos los servicios necesarios para la administración de fincas, como la gestión financiera, asesoría jurídica o la gestión integral de servicios. Si buscas un administrador de fincas eficaz y con honorarios asequibles, cuenta con nosotros.


La situación derivada de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 ha llevado a que haya muchas incógnitas en todo tipo de actividades en los próximos meses. Incluso, con la llegada del verano, hay interrogantes acerca de las medidas para la apertura de piscinas en la Comunidad de Madrid.

Medidas para la apertura de piscinas en la Comunidad de Madrid

De acuerdo con los artículos 44 y 45 de la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo, se establecen una serie de medidas para la reapertura de las piscinas recreativas, diferenciándose dos etapas: antes y durante/después de la apertura de las instalaciones acuáticas.

Antes de la apertura

Hay que llevar a cabo la limpieza y desinfección de las instalaciones mediante un protocolo establecido de acuerdo con las características de cada instalación y la intensidad de su uso. Dicho protocolo tiene que incluir aspectos como la ventilación de los espacios cerrados, incluyendo vestuarios y baños y la realización de una limpieza y desinfección de todos los elementos, equipos y superficies de la instalación.

Respecto al agua de las piscinas, hay que controlar aspectos como el pH, el cloro o el bromo total. Igualmente, el personal tiene que asegurar que se guardan medidas de distancia social, limpieza y vigilancia para garantizar la seguridad completa de los usuarios en el recinto.

Durante/después de la apertura de las instalaciones

Es fundamental que, tras la apertura de las instalaciones, se lleve a cabo un control del acceso y del aforo, partiendo de la base que el aforo de la piscina quedará limitado al 30 % de la capacidad general y siempre que se pueda respetar la distancia de seguridad interpersonal con al menos dos metros de distancia.

Igualmente, para poder acceder a la piscina habrá que pedir cita previa con la empresa que gestione la instalación y organizar horarios por turnos de acuerdo con la fase de la desescalada en la que se encuentre la Comunidad de Madrid.

También hay que tener una especial consideración con la calidad del agua, midiendo los niveles de pH, color y bromo total cada media hora. Además, hay que mantener la filtración y la recirculación del agua durante las 24 horas, recomendándose incluso el aumento de la renovación del agua.

Finalmente, para usar las instalaciones con seguridad habrá que limpiar y desinfectar todas las zonas al menos dos veces al día y deberá reforzarse la limpieza y desinfección de espacios como los aseos. Del mismo modo, es conveniente colocar dispensadores con gel hidroalcohólico para que las personas puedan lavarse las manos cuando lo necesiten.

En definitiva, hay que cumplir con estas medidas para la apertura de piscinas para tener un verano seguro y libre de coronavirus en la Comunidad de Madrid.


Con la llegada del COVID-19 algunos sectores de la actividad económica de nuestro país se han visto obligados a cesar esta actividad A lo largo de este post te detallaremos todo lo permitido a los Administradores de Fincas y te daremos consejos muy útiles para llevar este confinamiento de una manera segura

Casos obligados de ERTE y actividad de los Administradores de Fincas

El Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, establece la concesión de un permiso retribuido recuperable para aquellos trabajadores que por cuenta ajena no presten servicios esenciales. Desde el Consejo General, reconocemos la necesidad de que los edificios y todos sus servicios sigan estando gestionados por los Administradores de Fincas para asegurar su correcto funcionamiento. En base a lo establecido en el citado Real Decreto, debemos tener en cuenta los siguientes puntos.

El Real Decreto afecta a trabajadores por cuenta ajena. Los Administradores de Fincas pertenecen al grupo de trabajadores por cuenta propia, autónomos, y en consecuencia no se ven afectados de manera directa por el Real Decreto en el ejercicio de su actividad.

En un anexo al referido Real Decreto se relaciona actividades a las que no afecta este permiso retribuido no recuperable, entre las que se encuentra todos aquellos trabajadores que prestan sus servicios en despachos o asesorías legales, entre otros. Mención especial al Decreto 463/2020 por el que se decretó el estado de alarma que tampoco limitó la actividad de los servicios profesionales relacionados con todas las actividades que garantizan el correcto funcionamiento de los edificios.

Trabajadores por cuenta ajena que tengan contratados servicios con Administradores de Fincas no se ven afectados por los referidos Decretos

El citado anexo al Real Decreto-ley 10/2020 establece que tampoco se verán afectados los trabajadores que presenten servicios de limpieza, mantenimiento, reparación de averías urgente y vigilancia. Dichas actividades son precisamente las que desarrollan los porteros y conserjes de los edificios quienes, consecuentemente, no están afectados por las nuevas restricciones establecidas.

Para finalizar, se recuerda que nuestra actividad profesional y los servicios que prestan nuestros trabajadores deberán realizarse telemáticamente siempre que sea posible, y en los supuestos en los que resulte necesario acudir a los centros de trabajo se tendrán en cuenta todas las normas establecidas por las autoridades sanitarias: la Atención a los clientes no será presencial, se mantendrán las distancias de seguridad y las medidas de higiene recomendadas.

Consejos de los Administradores de Fincas que garantizan el correcto funcionamiento de los edificios

En este tiempo en el que todos debemos permanecer en casa, la actividad de los administradores de fincas se vuelve mas importante si cabe. Garantizar todos los servicios comunitarios como el subministro de agua, energía o calefacción, entre otros, son aspectos básicos para llevar de la mejor manera posible el periodo de confinamiento.

Comunidad de propietarios: Sigue estas normas

  • En la medida de lo posible los Administradores de Fincas tienen que usar el teletrabajo. El tratamiento de las incidencias se realizará por vía telefónica o medios telemáticos, nunca de manera presencial.
  • Usar los servicios de los administradores de Fincas solamente cuando sea estrictamente necesario.
  • Mantener la distancia de seguridad dentro del edificio.
  • Utiliza el ascensor lo imprescindible y con el dedo protegido. Es buen momento para hacer un poco de ejercicio extra subiendo y bajando escaleras.
  • Queda totalmente prohibido el uso de zonas comunes como jardines, parques infantiles o patios.
  • Se aconseja que los conserjes y porteros realicen su actividad a primeras horas de la mañana, permaneciendo en la conserjería durante el resto del día con rondas de control cada cierto tiempo.
  • Todas las tareas de limpieza y mantenimiento del edificio se realizarán con las medidas de protección e higiene oportunas.
  • Las reuniones de propietarios deberán aplazarse
  • La manipulación de billetes y monedas al pedir comida a domicilio exige un posterior lavado y desinfección de las manos, recuerda que el mejor antiséptico es el agua con jabón.
  • Tocar o acariciar una mascota del vecino implica lavarse las manos pese a no estar establecido que se transmita desde los animales.
  • Aquellos asuntos legales que tenemos pendientes quedan aplazados, nos referimos a los trámites administrativos y procesales.

En las zonas comunes del edificio

  • Minimizar los servicios de mantenimiento de las instalaciones generales, tanto comunes como privativas.
  • Extremar la limpieza del portal y descansillos así como de todas aquellas partes expuestas al virus como suelos, buzones, barandillas, tiradores, pomos, pulsadores, timbres, puertas de paso, viviendas por su cara exterior y cabinas de ascensores.
  • Reducir a lo esencial los servicios de paquetería y pedidos a domicilio.
  • Los conserjes y porteros deberán limpiar las llaves que entregan con una solución de agua y lejía.
  • Salvo causas de urgente necesidad no se realizarán mudanzas ni se iniciarán obras.
  • Poner énfasis en la ventilación diaria de descansillos, escaleras y portales.
  • Recoger diariamente las bolsas de basura que hay en las papeleras de las zonas comunes.
  • Colocar carteles de prevención de COVID-19 en lugares visibles.

Limpieza en el interior de casa

Al entrar o salir de las viviendas

  • Usar guantes y mascarillas al salir de casa.
  • Uso individual y mínimo del ascensor.
  • No formar grupos con los vecinos ni detenerse en los espacios comunes.
  • Usar lo menos posible tiradores, pomos y barandillas, preferiblemente con la mano no dominante y evitar apoyarse en zonas comunes.

En el interior de las viviendas

  • Descalcarse al entrar en casa, dejando el calzado junto a la puerta de la entrada.
  • Limpiar bien las extremidades de las mascotas después del paseo.
  • Ventilar todas las estancias de la vivienda al meno media hora al día.
  • Desinfección de todos los elementos de limpieza y protección con una solución de agua y lejía.
  • Utilizar guantes de látex, nitrilo o vinilo en la manipulación de alimentos.
  • Lavado frecuente de las manos y utilización de geles alcohólicos.
  • Evitar arrojar colillas o ceniza al exterior para evitar incendios.

¡AVISO IMPORTANTE!

En línea con las recomendaciones de las autoridades sanitarias, trasladamos los
siguientes consejos y precauciones al ámbito de las comunidades de
propietarios desde Domusfincas:

1- Mantener una distancia de contacto de al menos 1 metro entre las
personas que transitan en las zonas comunes de las comunidades de
propietarios, principalmente portal y escaleras. Medida de seguridad que
también deben seguir los empleados de la finca (porteros, conserjes,
limpiadores, vigilantes, etc.), dado su papel fundamental para el buen
funcionamiento de las comunidades.

2- Extremar la limpieza diaria con geles desinfectantes, lejía u otros materiales
no abrasivos en las zonas más sensibles, como son la puerta de acceso al
portal, las botoneras de las cabinas de los ascensores, portero o vídeo
porteros automáticos o los pasamanos de las escaleras, utilizando guantes y
mascarillas.

3- Siguiendo el anuncio de ayer de la Comunidad de Madrid, se clausuran las
áreas o espacios comunes, como por ejemplo y entre otros: vestuarios,
saunas, gimnasios, canchas deportivas de todo tipo, zonas ajardinadas,
parques infantiles, zonas exteriores de recreo, salas comunes y en general
cualquier otro espacio común que no sea necesario para la habitabilidad y
seguridad del edificio. Solo se permite el acceso al personal encargado del
mantenimiento y limpieza de estas zonas.

4- Utilización del ascensor: aconsejando que su uso sea individual para evitar
contactos con otros vecinos.

5- Obras en curso: tanto privadas como en zonas o elementos comunes, seguir
con su ejecución hasta la recepción de una instrucción concreta por parte de
la autoridad administrativa correspondiente.

6- Recogida domiciliaria de basuras: seguir con los días y horarios
establecidos hasta recibir otras instrucciones por parte de las autoridades
municipales competentes, solicitando el máximo respeto y cumplimiento de
las normas de cada edificio.

7- Paquetería: solicitar a los vecinos que reduzcan al mínimo imprescindible y
necesario los pedidos que requieran envíos domiciliarios.

8- Fuera del horario de las funciones básicas, se aconseja que únicamente
atiendan los asuntos de carácter urgente contando con las precauciones
posibles.

GRACIAS POR SU COLABORACIÓN

coronavirus


Gestión de comunidades

En la gestión de comunidades, las ventajas de contratar a un administrador de fincas o a una sociedad que se dedique a lo mismo, estarán referidas a ser centralizadores y a unificar a las comunidades de propietarios. De la misma forma, todas las actuaciones que se realicen en la contratación de la empresa o del administrador para la gestión de comunidades estarán basadas en alcanzar un bien común para la comunidad.Entre otras ventajas, será posible alcanzar un ahorro en todos los constes en los que tenga que incurrir la comunidad. La gestión es gracias a que la gestión de comunidades supone todas las áreas del sector que tenga que abarcar y contar con una figura, dará un poder de negociación mucho más amplio, lo que se traducirá en mayores posibilidades de eficiencia en las actividades y de centrar la información y las consultas enfocadas en los interesados.

En la mayor parte de las ocasiones, el hecho de tener que hacerse cargo de los asuntos de una Comunidad de Vecinos es un gran esfuerzo si no se cuenta con una buena gestión de comunidades, además de requerir muchísimo tiempo que en el ritmo de vida actual, no todo el mundo se puede permitir.

Por ello, para este tipo de servicios que requieren una formación universitaria especializada para que se realicen correctamente, es mejor dejarlo en manos de un administrador experto en este tipo de gestiones. Además, la administración de comunidades estará amparada en el colegio profesional de administradores y se basará en sus normas y convenios acordados.

¿Qué gestión de comunidades te ofrecemos en DomusFincas?

En DomusFincas existen varios departamentos. La administración y contabilidad financiera envía y asiste a las convocatorias para las juntas, gestiona y representa al personal y se encarga de la elaboración de acuerdos. La oficina virtual es la que ejerce la transparencia en las cuentas de la comunidad. Los acuerdos con proveedores velan por el interés de la comunidad.

La gestión integral de servicios aporta a profesionales para todas las tareas comunitarias. Las revisiones periódicas de la comunidad comprueba el estado de la misma. La asesoría jurídica, técnica industrial, arquitectura y LOPD cuenta principalmente con el asesoramiento. Los seguros a medidas realizan las mejores propuestas de cobertura. Por último, el programa contra la morosidad ofrece una gestión integral de reclamación al moroso.

¡No esperes más!
¡Contacta con nosotros!

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

He leído y acepto la política de privacidad

Desde Domusfincas te animamos a contar con expertos que tienen su titulación, su colegiación al corriente, además de una gran experiencia en tareas de administración de fincas. Con nuestros servicios, tendrás la garantía y la cobertura jurídica que todas las gestiones que realicen nuestros profesionales en el ejercicio de sus funciones.

¡Contáctanos!


Administración de fincas en Madrid

La gestión de un inmueble y de todos los asuntos implicados en su mantenimiento es una cuestión que se debe abordar con rigurosa visión. En el ámbito de la administración de fincas en Madrid, para Domusfincas la clave es centrarse en estrictas metodologías y procedimientos profesionales.

El principio fundamental de la administración es garantizar el perfecto régimen de la finca y de sus instalaciones y servicios, informando y advirtiendo a los titulares de las medidas necesarias para tal efecto. Por otro lado, se debe configurar un proyecto de gastos previsibles a medio plazo, junto con un plan estratégico, para asegurar que estos se pueden cubrir.

En el mismo sentido, también es parte fundamental de un servicio de administración la confección de estrategias orientadas a minimizar tales inversiones, elaborando planes de ahorro y sugiriendo métodos de minimización de consumo para promover la sostenibilidad y optimización de recursos disponibles, así como se hace también trascendente la conservación del inmueble, coordinando las reparaciones o rehabilitaciones pertinentes según la urgencia estimada, informando siempre del proceso a llevar a cabo. En este sentido, la administración de fincas Madrid es una gran herramienta para garantizar el cumplimiento de cada paso en la obra acordada, observando el cumplimiento de plazos.

¡No esperes más!
¡Contacta con nosotros!

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

He leído y acepto la política de privacidad

Funciones

Resulta competencia de la administración llevar a cabo los pagos pertinentes al respecto de cualquier operación. Parte trascendental de la administración es la gestión de los certificados de deuda y supervisión de reclamaciones judiciales o cualquier otra transacción.

Por último, y en el sentido del establecimiento de una contabilidad transparente y precisa, se realizan informes económicos trimestrales o bianuales, según la frecuencia que más convenga, incluyendo los respectivos cuadres bancarios. El sector de la administración de fincas Madrid ha de encargarse de los cobros pertinentes a los propietarios, abordando posibles casos de retrasos, deudas o morosidad, y este departamento es responsable de coordinar pagos pertinentes a acreedores o proveedores, según el caso.

Si estás buscando un servicio profesional que lleve a cabo todas las tareas de administración de fincas en Madrid bajo los requisitos anteriormente descritos, no dudes en contactar con nosotros.

Administracion de fincas en Madrid